Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Más información -
Política de cookies +

¿Cómo conocer tu potencia contratada y tus necesidades reales de suministro?

lunes, 08 de enero de 2018


En un acuerdo de suministro eléctrico, cuando hablamos del concepto de Potencia Contratada, nos estamos refiriendo al volumen máximo de electricidad, medido en kilovatios (kW), que se puede utilizar de forma simultánea en una vivienda o centro de trabajo, a través de la conexión y funcionamiento efectivo de los distintos aparatos eléctricos presentes en el inmueble.

Este valor máximo se encuentra reflejado en los términos de tu contrato de suministro y, por tanto, en tu factura de la luz, ya que se trata de uno de los componentes que se tendrán en cuenta para calcular el montante final de tu facturación eléctrica mensual.

A pesar de que, en ocasiones, no se presta suficiente atención a la potencia contratada a la hora de formalizar un contrato de suministro de electricidad, se trata de un aspecto que implica una importancia considerable, ya que si se establece una potencia contratada inferior a tus necesidades reales correrás el riesgo de que la instalación salte en aquellos casos en los que detecte una demanda superior a este límite, mientras que si se contrata una potencia excesivamente alta, estarás pagando por un servicio con unas capacidades que, en la práctica, no necesitas.

Por tanto, si deseas conocer la potencia contratada que se ajusta más a las necesidades de tu vivienda o centro de trabajo, será necesario que analices la potencia requerida o término de potencia de cada uno de los dispositivos eléctricos que tienes instalados en tu vivienda, estimando cuáles serían tus necesidades en el caso de que todos se encontraran en funcionamiento al mismo tiempo.

Así, lo más habitual es multiplicar el valor obtenido por lo que se conoce como factor de simultaneidad, y que deberá ser de 0,3 en el caso de que se considere que se realiza una utilización alta de los distintos dispositivos eléctricos o de 0,2 si estimas que su frecuencia de utilización suele ser baja o esporádica.

En este punto, y para finalizar, debes tener en cuenta que la potencia contratada en un contrato de suministro se establecerá a partir de unas tablas de potencia normalizadas, establecidas por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, y que son similares para todas las empresas comercializadoras de electricidad.

Así, si tu inmueble dispone de una instalación monofásica, la más habitual para viviendas, podrás optar por los siguientes tramos de potencia:
 
  • Potencia contratada 1,15 kW.
  • Potencia contratada 1,725 kW
  • Potencia contratada 2,3 kW.
  • Potencia contratada 3,45 kW.
  • Potencia contratada 4,6 kW.
  • Potencia contratada 5,75 kW.
  • Potencia contratada 6,9 kW.
  • Potencia contratada 8,05 kW.
  • Potencia contratada 9,2 kW.
  • Potencia contratada 10,35 kW.
  • Potencia contratada 11,5 kW.
  • Potencia contratada 14,49 kW.

Por el contrario, si tu inmueble dispone de una instalación trifásica, frecuentemente asociada a edificios comerciales, tendrás la posibilidad de modificar tu potencia atendiendo a los siguientes tramos, los cuales son equiparables a los anteriores para una misma intensidad del ICP:
 
  • Potencia contratada 3,464 kW.
  • Potencia contratada 5,196 kW
  • Potencia contratada 6,928 kW.
  • Potencia contratada 10,392 kW.
  • Potencia contratada 13,856 kW.
  • Potencia contratada 17,321 kW.
  • Potencia contratada 20,785 kW.
  • Potencia contratada 24,249 kW.
  • Potencia contratada 27,713 kW.
  • Potencia contratada 31,177 kW.
  • Potencia contratada 34,641 kW.
  • Potencia contratada 43,648 kW.

En definitiva, será conveniente que una vez conocidas las necesidades de potencia de tu suministro eléctrico, optes por aquella que te ofrece un cierto margen, es decir, por el escalón inmediatamente superior a tus necesidades reales.

De cualquier forma, en Eres Energía contemplamos este cálculo de tus necesidades de potencia dentro de nuestros servicios de asesoramiento personalizado, por lo que solamente será necesario que nos informes sobre el equipamiento de dispositivos eléctricos y electrónicos con los que cuentas en tu vivienda, para que nosotros te recomendemos el tramo que más se ajusta a tus necesidades de suministro.

Asimismo, en futuras publicaciones de este blog te ofreceremos un repaso de la potencia requerida por los principales electrodomésticos que se encuentran presentes en una vivienda convencional, para que puedas realizar un cálculo orientativo en este sentido.
Ver más noticias
Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre    
e-mail (oculto)    
Sitio web  
comentario
Código de la imagen
 
Captcha image
Mostrar otro código
Enviar comentario

Eres Energía garantiza el íntegro y pleno cumplimiento de las obligaciones impuestas por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos Personales, así como las impuestas en el Real Decreto 994/1999, por el que se aprueba el Reglamento de Medidas de Seguridad, así como el resto de medidas de desarrollo.
                                                              

                                           


Cuando compramos o alquilamos una vivienda o local puede ocurrir que al encender el interruptor no haya luz. Esto puede deberse a que no tiene la instalación eléctrica o q que su anterior propietario le dio de baja.

 
Sin comentarios
 

Va circulando por las redes sociales una factura en la que se paga una barbaridad, sin que haya apenas consumo de luz. La gente está muy indigdana y expresa lógicamente su descontento. Pero lo que la mayoría no sabe, es que no sólo pagamos por la energía que consumimos, sino también por la potencia que tengamos contratada, de forma que tenemos que tratar de tener la potencia ajustada a nuestras necesidades, ya que
cuanta más potencia tengamos más tendremos que pagar.

Sin comentarios

El cambio de titular se puede solicitar por varias razones, siendo la más común el alquiler o compra de una vivienda. Este cambio conviene tanto al nuevo inquilino o propietario como al anterior, ya que la titularidad lleva asociada la responsabilidad sobre el suministro.
Sin comentarios
 
                                                    


¿Qué es la tarifa con discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria es aquella en la que el precio de la luz varía dependiendo del momento del día en que se consuma. Se divide en dos periodos, Periodo punta, en el que la luz es más cara, y el Periodo valle, en el que la luz es mucho más económica.
2 comentarios
                                                                                                                              


Hay mucha confusión con este tema ya que los dos tipos de empresa son compañías eléctricas. Sin embargo, difieren en cuanto a sus funciones y a que a una la eliges tú, la comercializadora, y la otra te viene impuesta por el lugar en el que vives, que es el caso de la distribuidora. Facilita la confusión el que haya comercializadoras con el mismo nombre que la distribuidora, por ejemplo: Endesa distribución vs Endesa comercial.
1 comentario