Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Más información -
Política de cookies +

¿Qué implicaciones tiene la facturación de luz indexada?

miércoles, 10 de enero de 2018


Como sabes, en Eres Energía te ofrecemos distintas tarifas eléctricas para tu hogar o tu negocio, asociadas a una facturación fija o con discriminación horaria de tu consumo, para que seas tú mismo quien seleccione libremente aquella que más se ajusta a tus necesidades.

Pero además de estas tarifas, también disponemos de la posibilidad de que puedas optar por una alternativa de tarificación quizás menos conocida, como es la tarifa indexada a mercado, en la que el precio final de tu factura se calculará conforme al coste real de la luz en cada momento.

A diferencia de las tarifas fijas, con o sin discriminación horaria, en la que el precio de la electricidad acordado contigo se mantendrá estable durante los doce meses del año, sin que este se vea afectado por las variaciones del mercado eléctrico, en el caso de la tarifa indexada para el pequeño consumidor, este precio estará sujeto a los cambios diarios establecidos en el coste de la luz por parte de los operadores de mercado.

En este sentido, hay que tener en cuenta que el coste horario de la electricidad se determina a través de la integración de tres componentes:

 
  • Coste de la energía; que se establece a partir de las condiciones necesarias para su generación y la demanda existente en cada tramo horario.
  • Peajes de acceso; relativos a la remuneración establecida por las distribuidoras eléctricas en relación a los servicios que prestan dentro del mercado.
  • Costes regulados; que son los que dependen directamente de las normas fijadas por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para el funcionamiento del sector eléctrico, y donde se recoges aspectos como los pagos por capacidad, las reservas de potencia, las restricciones técnicas o los servicios de interruptibilidad.

Por tanto, a la hora de plantearte en qué medida puede interesarte optar por una tarificación indexada a mercado debes considerar que el precio de la electricidad no es estable durante todo el año, sino que varía en función de las posibilidades de generación de aquellas fuentes de energía más baratas, como son las energías renovables o la hidroeléctrica.

Pero, además, como hemos comentado anteriormente, debes tener en cuenta que el precio de la electricidad en cada momento también dependerá de la demanda, que implicará la necesidad de disponer de fuentes de energía que implican un mayor coste de generación.

Para entender este aspecto debemos partir de la idea de que el sector eléctrico funciona como un mercado marginalista, es decir, en el que se empieza optando por el consumo de las energías más baratas, para ir cubriendo estas necesidades con energías cada vez más costosas, y en el que el coste de toda la producción se calculará en base a la última energía utilizada.

Aunque este sistema de fijación del precio de la electricidad pueda parecer extraño a primera vista, ya que toma como referencia generalmente las fuentes de energía más costosas, se justifica básicamente en que el hecho de que una fuente de energía genere electricidad a un menor coste no supone que a través de ese precio se cubran totalmente sus costes de estructura, explotación y mantenimiento, por lo que requiere de este sistema para recuperar la inversión realizada.

Por tanto, este modelo de tarificación te puede interesar si tu consumo eléctrico es marcadamente estacional y coincide con los meses en los que esta es más barata, y además se encuentra sujeta a una menor demanda, ya que en estos casos el coste de la electricidad será sensiblemente inferior.

Por el contrario, si tu consumo es estable durante todo el año, será preferible que no te acojas a esta alternativa y mantengas una facturación fija de tu suministro, con o sin discriminación horaria.

En cualquier caso, en
Eres Energía estudiaremos de forma totalmente personalizada tu caso, para asesorarte en todo momento sobre la tarifa eléctrica que más puede interesarte en función de tu perfil de cliente y tus necesidades.
Ver más noticias
Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre    
e-mail (oculto)    
Sitio web  
comentario
Código de la imagen
 
Captcha image
Mostrar otro código
Enviar comentario

Eres Energía garantiza el íntegro y pleno cumplimiento de las obligaciones impuestas por la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos Personales, así como las impuestas en el Real Decreto 994/1999, por el que se aprueba el Reglamento de Medidas de Seguridad, así como el resto de medidas de desarrollo.
                                                              

                                           


Cuando compramos o alquilamos una vivienda o local puede ocurrir que al encender el interruptor no haya luz. Esto puede deberse a que no tiene la instalación eléctrica o q que su anterior propietario le dio de baja.

 
Sin comentarios
 

Va circulando por las redes sociales una factura en la que se paga una barbaridad, sin que haya apenas consumo de luz. La gente está muy indigdana y expresa lógicamente su descontento. Pero lo que la mayoría no sabe, es que no sólo pagamos por la energía que consumimos, sino también por la potencia que tengamos contratada, de forma que tenemos que tratar de tener la potencia ajustada a nuestras necesidades, ya que
cuanta más potencia tengamos más tendremos que pagar.

Sin comentarios

El cambio de titular se puede solicitar por varias razones, siendo la más común el alquiler o compra de una vivienda. Este cambio conviene tanto al nuevo inquilino o propietario como al anterior, ya que la titularidad lleva asociada la responsabilidad sobre el suministro.
Sin comentarios
 
                                                    


¿Qué es la tarifa con discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria es aquella en la que el precio de la luz varía dependiendo del momento del día en que se consuma. Se divide en dos periodos, Periodo punta, en el que la luz es más cara, y el Periodo valle, en el que la luz es mucho más económica.
2 comentarios
                                                                                                                              


Hay mucha confusión con este tema ya que los dos tipos de empresa son compañías eléctricas. Sin embargo, difieren en cuanto a sus funciones y a que a una la eliges tú, la comercializadora, y la otra te viene impuesta por el lugar en el que vives, que es el caso de la distribuidora. Facilita la confusión el que haya comercializadoras con el mismo nombre que la distribuidora, por ejemplo: Endesa distribución vs Endesa comercial.
1 comentario